sábado, 21 de febrero de 2015

XXI, aprehender.

habla él
y contemplo la extrañeza
alrededor
de cuanto no acontece ya a mis ojos

habla él
dice
sin la palabra no existe
el conocimiento
y estas pobres manos grises
respiran aliviadas
pues fue esta misma voz
quien les aportó el color
del pensamiento
y la palabra

habla él
y yo digo maestro
no dejes nunca de enseñarme

No hay comentarios:

Publicar un comentario