lunes, 9 de febrero de 2015

IX, cobardía.

si no te escribo es porque el frío
me ha pedido que congele mis dedos
hasta que me arda la piel
del mismo modo en que tú
quizá
torpemente
asistirías mis plegarias
que te son aún tan silenciosas

2 comentarios:

  1. El frío, cuando quema, es de esas sensaciones que no se borran. Hay algo somático en la tristeza, estoy seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que haberlo, tanto o más que en el gozo, me atrevo a aventurar.

      Eliminar