jueves, 20 de febrero de 2014

Veinte, muerte.

Ahora que la decadencia
se presenta con asesinatos,
ahora que el intelecto
queda huérfano de madre tierra,
ahora que las palabras
se fusilan en pupitres,
ahora que el olvido
sugiere la cura última,
ahora que el engaño
bombea todas estas vendas.

No sólo se acaba la vida cuando estertora el júbilo;
no me interesa un mundo donde amor signifique contrato,
no me interesa un mundo donde trabajo signifique esclavitud,
no me interesa un mundo donde sueño signifique suicidio,
no me interesa un mundo donde educación signifique utopía,
no me interesa un mundo donde libertad signifique imposible,
no me interesa un mundo donde poder signifique mediocridad y barbarie.
No quiero pertenecer a este tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario