viernes, 14 de febrero de 2014

Catorce, lazo.

(cojo prestada la madeja
que compré demasiado tarde
pero cuántos kilómetros son
demasiado tarde

te estoy tejiendo a ti
que ya conoces el color
pero es que el mundo
a veces
desconoce cómo laten
las personas

vale tanto esta inconsciencia propia
al echar la vista a un lado
y saber que no hay
ausencia
sino
la unión de dos palabras

quizá también me salve
acaso alguna vez
de no haber aprendido todavía
que esto era
—cómo decirlo—
bufanda roja
veintiséis
abrazo
quererte)

No hay comentarios:

Publicar un comentario