domingo, 30 de septiembre de 2012

trois cent soixante-six.

(y qué bueno,
¿me oyes?
qué bueno que el dolor ya no sea el mismo.

qué bueno.
qué bueno que vuelva a llover Vida
y no esa insoportable levedad
que era el peso de tus silencios.

pero no,
no espero que me oigas
te quedaste lejos y encerrado hace tiempo.
pero ahora eso ya no agrieta.

i no et culpo,
em sents?
ara ja no te'n culpo.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario