sábado, 18 de agosto de 2012

trois cent vingt-trois.

¿y luego?
luego se marcha y todo te sabe
irremediablemente
a vacío

(y ahí se queda, observando a lo lejos.
con un pedazo de ti.
lo llamamos ciudad cuando deberíamos llamarlo huida, miedo.
Abismo.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario