martes, 10 de julio de 2012

deux cent quatre-vingt-quatre.

ojalá en un grito cupieran todas las (des)esperanzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario