miércoles, 18 de julio de 2012

deux cent quatre-vingt-douze.

te construiré un barco lleno de peces y de sentimientos vivos.
te construiré un abismo lleno de huidas y de temor marchito.

tú sólo pon tus ojos, tus mejillas, tu piel, tu cuerpo.
con las lágrimas que sobren tendremos el mar sobre el que mecernos.

(ahora ven y no hagas ruido, que los miedos duermen tranquilos.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario