jueves, 14 de junio de 2012

deux cent cinquante-huit.

riégame el vaivén desaforado
que es congoja
realidad
llanto
dolor
nada
mécelo en susurro
sin temor
sobre mi pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario