jueves, 2 de febrero de 2012

cent vingt-cinq.

esta noche no hay palabras
se las llevó todas
la distancia

esta noche no hay palabras
todas duelen
todas matan
todas mienten

esta noche no hay palabras
y es que quizá algún día
sí fui alguien para ti

ahora sólo puedo aferrarme a la levedad, es lo único que tengo.
mis manos son tormenta y mi pecho sigue ardiendo,
aunque afuera intente volver a nevar.
sé que nos haremos daño, que esto sólo podía hundirnos más.
pero no quiero resignarme a mirar como un cobarde,
no quiero aprender a arrepentirme con el tiempo
de no habernos vivido como merecemos.
sólo déjame pedirte lo único que puedo pedirte a estas alturas
de la vida y la distancia.
sólo un retazo de luz, un retazo de Vida,
un retazo de sinceridad y esencia pura entre nosotros.
como si el mundo no girase,
como si no existieran las despedidas ni el dolor,
como si algún día pudiera llegar a salvarte de verdad y para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario