jueves, 9 de febrero de 2012

cent treinte-deux.

con la risa a cuestas
y el dolor aún en los ojos
porque ayer
ya no es ahora
y tu
ausencia
ahueca tanto
o más
que cada día

con la esperanza a hombros
y el fracaso siquiera en las yemas del sentir
porque mañana
ya no será ahora
y tu
pérdida
destrozaría tanto
o más
que no haberte encontrado

No hay comentarios:

Publicar un comentario