viernes, 13 de enero de 2012

cent cinq.

y esa extraña sinrazón del embriagarse
compartirse
extasiarse mutuamente
aprehenderse

(era trece
y África no lo sentía
suyo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario