viernes, 21 de octubre de 2011

vingt et un.

yo soy imperfección, desasosiego.
introversión.
yo soy tus miedos, tus esperanzas.
tus ilusiones.
yo soy impertinencia entre semana y el buenas noches antes de acostarse.
yo soy pasado;
ese niño de aire triste y retraído que mide en milímetros sus sonrisas, que no sabe nadar y se ahoga si no se desvive sobre un campo de césped.
yo soy presente;
ese padre de aire sencillo y serio que acompasa contratiempos al ritmo de sus pies, que alberga dulzura en pequeños gestos y sabiduría en los poros de la vida.
yo soy futuro;
ese hombre que decide seguir aprendiendo, que no se convierte en un reflejo vivido en su niñez y abre y regala sus palabras a quien las merece.
yo soy una lágrima que corre por tus venas,
un espejo latente que anda tras de ti.
no soy la mayor parte del tiempo, y, aun así,
soy,
sin ningún lugar a dudas, cada vez que tu mirada habla por los dos y, en una fracción de tiempo, siento que en el mundo la felicidad es sólo eso.
soy,
gracias a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario